Universitat Rovira i Virgili

El ICAC participa en las tareas de mejora de la cantera romana de El Mèdol

Lunes, 28 de julio de 2014

La rehabilitzación de la cantera de El Mèdol cuenta ahora con itinerarios de visita, paneles informativos y un centro de interpretación para dar a conocer la riqueza tanto histórica cómo medioambiental

El Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC) ha sido el responsable de las tareas arqueológicas de rehabilitación de la cantera romana de El Mèdol, que después de un año de rehabilitación ha reabierto al público. El trabajo ha revelado nuevos datos sobre la antigüedad del yacimiento y la altura real de la aguja del Clot. Un centro de interpretación divulga la importantancia de la cantera, donde se extrajeron las piedras de los principales monumentos de la Tarragona romana.

Los trabajos de rehabilitación dirigidos por los investigadores del ICAC en lugares estratégicos de las excavaciones en la zona del Clot, han consistido al examinar la evolución del yacimiento y entender el funcionamiento del recinto en su origen.

En las tareas realizadas en El Mèdol se ha podido datar que en el siglo II aC se empezó a explotar la cantera para hacer la muralla y posteriormente el foro provincial y el circo de Tarraco a lo largo del siglo I dC. Además de este hallazgo la investigación ha probado que el espacio era mucho más extenso del que se pensaba. También se ha probado que la característica aguja del Clot tenía una estatura de 20 metros y no 16 y que data de la época de Augusto. Además, también se ha encontrado, en la altura del Bosque de la Marquesa, el muelle desde donde se cargaba la piedra de la cantera de El Mèdol para transportarla a Tarraco. Se trata de un tipo de muelle único en Cataluña y de los pocos que se pueden concretar en el conjunto del mundo romano.

El proyecto de rehabilitación, impulsado y financiado con 1,5 millones de euros, por la Fundación Abertis y Abertis Autopistas, se ha realizado en uno de los 13 monumentos que forman el conjunto arquitectónico de Tarragona declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en el año 2000. Además del ICAC y la fundación Abertis han colaborado los ministerios de Fomento y Cultura, la Generalitat, la Diputació de Tarragona y el ayuntamiento. Este proyecto supone la mejora y la conservación arqueológica y geológica de la antigua zona de extracción de piedra romana; donde también se incluye la mejora de la visita al recinto arqueológico de El Mèdol.

Las investigaciones arqueológicas empezaron a raíz del incendio de julio de 2010, en el que se quemó parte del terreno alrededor de El Mèdol, hasta el momento desconocido, donde se habían preservado claras evidencias de la existencia de una antigua cantera romana, que permanecía oculta entre la maleza.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Miembros del ICAC en las tareas de rahabilitación.

Imagen de la aguja del Clot en la zona romana de El Mèdol.