Universitat Rovira i Virgili

El CTQC crea la aplicación "Nas" que monitoriza los malos olores en tiempo real con la participación ciudadana

Martes, 14 de enero de 2014

Se trata de una iniciativa que tiene como finalidad detectar y prevenir a la población de los olores más molestos de una forma inmediata

Esta aplicación para móviles Smartphone Android o Apple, permite confeccionar un mapa de molestias por olores y una estadística de situación en tiempo real. Se trata de un proyecto pionero de participación ciudadana voluntaria a la hora de crear un sistema de monitoreo de olores.

"Nas" permite enviar los datos de informadores ciudadanos mediante el tratamiento a tiempo real de los indicadores de olores y la confección de un mapa de ayuntamientos, empresas o entidades afectadas que puedan utilizar el impacto de los malos olores como indicador para a mejorar sus medidas de prevención. Los olores que generan granjas, industrias, depuradoras e incineradoras son algunas de las principales fuentes olfativas que resultan ser molestas entre la población. El CTQC las clasifica en tres fuentes diferentes según su procedencia: las fuentes agrícolas (olores de pienso, aceite o purines), industriales (olores de lejías, gasolina o disolventes) y las urbanas (olores de humo, alcantarillas o basura).

Para evitar informaciones erróneas, ya que cada olor depende de la sensibilidad de cada persona o del entorno donde se percibe, el sistema detectará automáticamente y se alertará a las diferentes entidades cuando haya más de 4 informadores en la misma franja temporal y geográfica a través de la comparación de diferentes estadísticas, como también, con la localización de los diferentes datos recibidos mediante los GPS que llevan incorporados los Smartphones. Durante esta primera fase del proyecto las entidades participantes son: la AEQT (Asociación Empresarial Química de Tarragona), el Port Aventura, el Ayuntamiento de Tarragona y la Incineradora de Tarragona

La aplicación permite a los ayuntamientos ya las entidades participantes activar los mecanismos para el tratamiento de olores en el momento exacto que tiene lugar la incidencia y esta es la principal mejora ante los antecedentes e intentos del CTQC para tratar los olores más impertinentes. Durante el año 2011 el CTQC propuso a un grupo de empresas y entidades de la zona de Tarragona la formación de un grupo de informadores voluntarios de diferentes poblaciones para que enviaran datos sobre molestias captadas a través del olfato todo siguiendo unos parámetros establecidos. El centro recogía los datos y aseguraba una correlación por su proximidad geográfica, además de una validación de grupos con las diferentes quejas que recibían el teléfono 112 elaborando con todas estas informaciones un estudio mensual. El procedimiento era largo y ofrecía una información que no estaba en tiempo real, por este motivo y para solucionar la detección de olores, se creó la aplicación "Nas" que cuenta, actualmente, con 103 informadores en el Camp de Tarragona.

Etiquetas: CTQ, Nas

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Muestra de la aplicación