Universitat Rovira i Virgili

Un equipo de investigadores de la URV diseña microcápsulas de vainillina para combatir las bacterias

Miércoles, 18 de septiembre de 2013

El grupo, liderado por el doctor Ricard Garcia-Valls ha aprovechado las propiedades antibacterianas de la vainillina para desarrollar microcápsulas que se pueden incorporar a los tejidos y crear así telas antibacterianas

El trabajo ha sido desarrollado por el grupo de investigación METEOR -Centro de Tecnología de Membranas e Ingeniería de Procesos- de la URV en colaboración con la doctora Magdalena Constantí, del grupo de investigación NBG (Nanobiotecnologia y Bioanàlisis).

Este nuevo estudio ha establecido la posibilidad de dar a las telas una capa antibacteriana, resistente en los olores y con aroma de vainilla. La tecnología, que se ha desarrollado a la URV, abre la puerta a nuevas aplicaciones médicas en la prevención de la propagación de las infecciones hospitalarias a través de la ropa de cama y otros objetos. Los resultados de este trabajo han sido publicados a la revista científica Industrial & engineering chemistry research de la American Chemical Society ACS .

En el estudio se explica que la vainillina, el ingrediente principal en el extracto de vainilla -que se puede encontrar en pequeñas botellas en el supermercado- , aporta algo más que uno aroma agradable. La vainillina también combate los microbios, incluyendo el Staphylococcus aureus notoria (S. aureus), una bacteria responsable de muchas de las infecciones adquiridas a los hospitales. El equipo de investigadores decidió utilizar la tecnología de la microencapsulación, para combinar el aroma fresco de la vainillina y sus efectos antibacterianos en las telas.

El resultado ha sido el desarrollo de microencapsulaciones de vainillina envasadas en pequeñas cápsulas hechas de polisulfona, un plástico resistente al calor, y, posteriormente, se han incrustado estas cápsulas en las capas de algodón. El estudio pone de manifiesto que la tela que está revestida con estas microcápsulas resiste el crecimiento de la bacteria Staphylococcus aureus notoria, y , además, se ha mostrado el recubrimiento permanece intacto a través de varios ciclos de lavado en seco. Este trabajo pone las bases para un mayor desarrollo de tejidos con actividad antimicrobiana y un final aromático agradable, resaltan los científicos.

La tecnología de microencapsulación se aplica cada vez más en la industria textil, porque las microcápsulas pueden aportar propiedades adicionales a los tejidos convencionales. En este contexto, los investigadores prepararon las microcápsulas de polisulfona que contienen vainillina y se evaluó su morfología, la estabilidad térmica, y las propiedades antibacterianas contra la Staphylococcus aureus . Los autores del trabajo han demostrado que un golpe la vainillina se encuentra dentro de las cápsulas todavía actúa como agente antibacteriano.

Elementos relacionados

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir