Universitat Rovira i Virgili

El CTNS encuentra en la piel de avellana efectos beneficiosos para el colesterol y el cáncer de colon

Viernes, 25 de abril de 2014

Unió Corporació Alimentària de Reus ha desarrollado el ingrediente, que trae por nombre Fiberox, una fibra antioxidante por la que Unión recibió el premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria de la Generalitat

Desde el Centro Tecnológico de Nutrición y Salud (CTNS) se ha estudiado este ingrediente por encargo de la cooperativa Unión. Por su composición, rica en polifenoles, se decidió ampliar la investigación "y se aprovechaba para analizar si la piel de la avellana tenía efectos beneficiosos en el metabolismo cardiovascular", explica Francesc Puiggròs, coordinador científico del CTNS. En este estudio determinaron que, en el metabolismo del colesterol, los niveles mejoraban significativamente en hámsteres sometidos a alteraciones cardiovasculares inducidas a través de la dieta, es decir, a los que se los inducía los factores de riesgo. Los hámsteres son modelos similares a los humanos en cuanto al comportamiento del metabolismo de lípidos y por eso se convierten en un indicador fiable para estudios relacionados con el colesterol.

Los resultados del trabajo pusieron de manifiesto la eficacia en el metabolismo del colesterol "y a la vez detectamos un comportamiento en el contenido de ácidos biliares muy positivo. En concreto, en un indicador que, según la bibliografía científica, está muy relacionado con la prevención del cáncer de colon", apunta Puiggrós. Este indicador se había reducido en los hámsteres que habían consumido piel de avellana. El estudio abre una nueva vía para estudiar el ingrediente con el fin de que sea eficaz en la prevención del cáncer. Si bien hay muchos estudios de los efectos del consumo de la avellana, existe poca bibliografía sobre la piel de la avellana. Hasta estos momentos se utilizaba principalmente para forrajes y piensos de nutrición animal.

Este proyecto de investigación ha sido financiado por el CDTi (Centre para el Desarrollo Tecnológico Industrial) y ha durado más de dos años. En un primer momento Unió caracterizó el ingrediente para #ver los compuestos y se evaluó, después, el efecto en los animales, la parte del trabajo desarrollado por el CTNS. Desde el Centro Tecnológico se hizo un estudio de enfoque preventivo ¿se daba de ingrediente en el momento que se inducía la alteración- y correctivo, -inducían la alteración y, después, los daban el ingrediente.

Ahora, este producto se puede comercializar ya sea como ingrediente, o incorporándolo en algún producto de consumo humano. El siguiente paso puede ser la realización de un estudio en humanos dirigido a la misma población a la cual se quiere llegar.

Premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria

La empresa Unió ¿productores de frutos secos, fruta dulce, aceites y vinos- ha sido galardonada con el premio a la Innovación Tecnológica Agroalimentaria 2013 del Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural, por el desarrollo de este ingrediente, el Fiberox, y por un proyecto de desarrollo de un cereal de almorzar en base de avellana.

El 2009 Unión creó un departamento de I+D+I, que ha obtenido tres patentes: una mundial, el cereal de almorzar, una de proceso y una, española, por Fiberox. Para desarrollar esta tarea ha recibido ayudas públicas, con una inversión de cerca de un millón de euros para los proyectos realizados desde 2009.

En estos proyectos se ha contado con la colaboración otras empresas, como la suiza Bühler, y centros tecnológicos, principalmente el CTNS. Unión también ha colaborado en otros proyectos, por ejemplo los impulsados por AINS (Asociación de empresas Innovadoras en Nutrición y Salud). Actualmente inicia un nuevo proyecto basado en el desarrollo de ingredientes a partir de la algarroba, un proyecto financiado por el  CDTI y con la colaboración del CTNS.

Investigación sobre ingredientes bioactivos

Desde su creación, en 2008, el CTNS ha trabajado con más de 100 empresas nacionales e internacionales por las que ha desarrollado estudios relacionados con ingredientes bioactivos, sobre todo relacionados con patologías cardiovasculares: síndrome metabólico, prevención de la obesidad, corrección de los factores de riesgo y las alteraciones que después suponen la aparición de estas enfermedades.

El CTNS ofrece a las empresas agroalimentarias servicios científicos y tecnológicos en todo el abanico de aspectos que tienen relación con el consumo de alimentos y la salud, muy especialmente en el campo de los alimentos funcionales, productos que, más allá de nutrir, actúan mejorando o previniendo factores de riesgo de patologías y, por lo tanto, condicionan el estado de salud.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

El director científico del CTNS, Francesc Puiggrós, en los laboratorios donde se desarrolla la investigación del centro.