Universitat Rovira i Virgili

La URV participa en el desarrollo de una plataforma de juegos interactivos para personas con parálisis cerebral

Miércoles, 26 de marzo de 2014

Un equipo de investigadores del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas de la Universitat Rovira i Virgili, liderado por el doctor Domènec Puig, participan en el proyecto europeo GAME-Abling

El objetivo del proyecto es desarrollar una plataforma de juegos interactivos adaptados para personas con parálisis cerebral y otras discapacidades similares. Los investigadores realizan parte de su trabajo en cooperación con la Escuela La Muntanyeta de la Asociación Provincial de Parálisis Cerebral de Tarragona.

Ver y analizar la reacción de las personas con parálisis cerebral ante los estímulos de las imágenes y los movimientos que ven en una pantalla. Esta es la tarea que realizan en esta fase los investigadores de la URV, con los usuarios de la Asociación de Parálisis Cerebral La Muntanyeta de Tarragona. Los resultados de este trabajo contribuirán al diseño de una plataforma de juegos que mejore las capacidades cognitivas de las personas con esta u otras discapacidades.

El trabajo lo llevan a cabo con personas que tienen dificultades de movimiento, de interacción con el entorno y de comunicación, lo que dificulta conocer e interpretar sus emociones y sus reacciones. Desde el punto de vista terapéutico "se considera que estos juegos pueden mejorar su capacidad de relación y estimular su desarrollo cognitivo", explica el investigador Domènec Puig, responsable del grupo de investigación IRCV (Intelligent Robotics and Computer Vision Group). Con estos juegos se ofrecerán unas herramientas "que ahora no se tienen, sobre todo para las personas que están fuera de los estándares, que dispondrán de instrumentos interactivos adaptados a sus capacidades". Los juegos se podrán controlar con los movimientos del cuerpo y la voz. Con esta finalidad el desarrollo del proyecto pasa por integrar y adaptar las tecnologías basadas en visión por computador, audio, sensores de tacto, etc.

Analizar las reacciones a los estímulos

El grupo de investigación de la URV está especializado en visión por computador. A través de las cámaras Kinect -que permiten a los usuarios controlar las videoconsolas e interactuar con ellas sin necesidad de tener contacto físico con un controlador de videojuegos tradicional, por ejemplo mediante gestos o comandos de voz- los investigadores pueden detectar cómo se mueven y su interacción delante de una pantalla que genera ciertos estímulos. El grupo de investigación de la URV analiza el tipo de movimientos que hacen los usuarios de manera que pueden hacer un análisis del movimiento de la cabeza, los ojos y la boca, de sus expresiones faciales, para que esto se transforme en comandos dentro de la plataforma de juego que se quiere crear.

Mabel García, que es la coordinadora pedagógica del proyecto en la Escuela La Muntanyeta, explica que dadas las características de los alumnos de la escuela "es difícil encontrar herramientas que permitan normalizar su vida diaria. Esto se traslada al juego, tan importante para el desarrollo de cualquier niño". Para ella "buscar una herramienta que les permita acceder al ordenador, jugar y pasarlo bien, es el objetivo principal, ya que sentirse parte activa de los cambios que se producen en su entorno mejora su autoestima y la percepción de sí mismos. De hecho, la finalidad de la plataforma es promover la interacción a través del juego y de la diversión, para mejorar la relación acción-reacción, la participación y los sentimientos positivos de control.

En el proyecto -financiado por el Séptimo Programa Marco europeo- participan universidades, empresas, centros de investigación y asociaciones europeas que son usuarios finales, como la Escuela La Muntanyeta. Lo que se pretende es crear una plataforma a partir de la cual los propios cuidadores y terapeutas puedan crear nuevos juegos expresamente adaptados a las capacidades de los usuarios.

Domènec Puig es el investigador principal de la URV en este proyecto y lidera su equipo de investigadores del grupo Intelligent Robotics and Computer Vision Group.

Una incidencia frecuente en la infancia

La parálisis cerebral es una de las afecciones más frecuentes en la infancia, con una incidencia de dos por cada mil niños nacidos vivos. En la Unión Europea hay 1,3 millones de personas con esta patología, de los 15 que hay en todo el mundo. Este trastorno neurológico afecta el movimiento del cuerpo, al equilibrio y a la postura y casi siempre va acompañado de otros problemas cognitivos o sensoriales, como el retraso mental, la sordera y los problemas de visión.

Estas discapacidades conducen a un estilo de vida sedentario que reduce la salud física del paciente, su participación social y su calidad de vida. Se ha demostrado que jugar con videojuegos es un tratamiento que promueve y mantiene el estilo de vida más activo y saludable en estas personas. Esto, a su vez, contribuye a reducir los costes de atención médica y social, y a mejorar el bienestar de sus familias. Sin embargo, el acceso que estas personas tienen a los videojuegos es escaso hoy en día, debido a que existen pocos que estén adaptados a ellos.

Elementos relacionados

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Los investigadores realizan parte de su trabajo en la Escuela La Muntanyeta.

Equipo del proyecto de GAME-Abling.

La aplicación captura los movimientos del jugador delante la pantalla.