Universitat Rovira i Virgili

El estrés influencia los hábitos dietéticos en pacientes con un trastorno psicótico incipiente

Jueves, 6 de febrero de 2014

Investigadores del Hospital Psiquiátrico Pere Mata lideran un estudio que evidencia que el estrés influye en los patrones de la dieta de los pacientes en etapas tempranas de psicosis o con riesgo de desarrollar la enfermedad.

El estudio es el resultado de una parte de la investigación financiada por La Marató de TV3. Las personas con trastorno psicótico tienen una esperanza de vida 20 años menor que la población general, de media, a causa, principalmente, del incremento de mortalidad por problemas cardiovasculares asociados al aumento de peso y a las alteraciones metabólicas que comporta. El trabajo ha sido coordinado por el doctor Javier Labad del Hospital Pere Mata y han participado investigadores de la URV, del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y de la Unidad de Endocrinología de la Universidad de Edimburgo.

Los acontecimientos estresantes se asocian a una mayor ingesta calórica y al consumo de azúcares en los pacientes que tienen un primer episodio psicótico. Este es el principal resultado del trabajo "Unhealthy lifestyle in early psychoses: The role of life stress and the hypothalamic-pituitary-adrenal axis" que se ha publicado a la revista científica Psychoneuroendocrinology. En el estudio, financiado por la Fundación La Marató de TV3, han participado 106 usuarios incluyendo personas jóvenes con un primer episodio psicótico o con riesgo de evolucionar hacia una psicosis (con síntomas, pero sin un diagnóstico clínico) y un grupo control de personas sin antecedentes de patología mental, que ha servido para poder hacer el estudio comparativo.

La mayor parte de los pacientes que sufren trastornos psicóticos aumentan de peso y desarrollan el síndrome metabólico, que engloba las alteraciones metabólicas que comportan un riesgo cardiovascular cómo son obesidad, hipertensión, incremento de triglicéridos, o reducción de niveles de colesterol-HDL (conocido como "colesterol bueno"). Por este hecho, las personas con trastorno psicótico ven reducida su esperanza de vida en 20 años, por el aumento de mortalidad debido a las enfermedades cardiovasculares.

El estudio -que es el resultado de una parte de la investigación financiada por La Marató de TV3- analiza cómo se relaciona el estrés con un estilo de vida poco saludable de las personas con trastorno psicótico, un hecho este que se ha demostrado que los provoca un incremento de peso. Javier Labad, coordinador del trabajo, explica que un paciente con un trastorno psicótico aumenta su peso de media diez kilos durante el primer año del desarrollo de la enfermedad. A pesar de que una de las causas más importantes es la medicación antipsicótica, también influyen otros factores como el cambio al estilo de vida producido por el aislamiento social, la reducción del ejercicio físico, y una dieta poco saludable (p.ej. comer fuera de horas, debido a veces a que pasan más tiempo en casa que antes). "El estrés crónico contribuye en muchos casos a desencadenar los primeros episodios de una enfermedad mental, ya sea una trastorno depresivo o un trastorno psicótico. Un estrés que puede ser generado por cualquier situación angustiosa, económica o familiar", apunta el investigador. Partiendo de la base que los pacientes psicóticos tienen un nivel de estrés elevado "queríamos mirar la relación del estrés con los cambios en la dieta".

Relación entre la dieta y el estrés

En el estudio se ha analizado qué comían los pacientes durante un día para hacer una evaluación de su dieta. El artículo se centra sobre todo en la parte inicial del seguimiento. También se les preguntaba por la actividad física, si fumaban, se les pesaba y se les hacía una analítica. Con los resultados se ha comprobado que los pacientes psicóticos y los de alto riesgo de sufrir el trastorno comen más calorías que el resto: los psicóticos consumen 2.380 calorías diarias de media y los de alto riesgo 2.561 -puesto que es cuando están más estresados porque se está cocinando la psicosis- mientras que el resto, los que no tienen ninguna patología, comen 1.800. De los resultados se extrae que comen menos proteínas las personas con trastornos psicóticos y los iniciales y, por el contrario, comen más grasas saturadas. Así pues, los pacientes con estos trastornos comen más que el resto y tienen el nivel de colesterol y triglicéridos más elevados.

También se analizó el índice de estrés -a través de la escalera Holmes-Rahe que permite evaluar la presencia de acontecimientos vitales estresantes en los meses previos- y se relacionaron los datos con los hábitos dietéticos. La conclusión que han extraído es que el estrés se relaciona con la ingesta calórica en el grupo de personas con trastornos psicóticos: la ingesta calórica aumenta con la presencia de acontecimientos vitales estresantes y, además, estos pacientes se decantan por productos con azúcares refinados o grasas.

Después de estos primeros resultados ahora se continúa con un estudio longitudinal prospectivo de un año de evolución para analizar los factores que comportan este aumento de peso. En una segunda fase, se hará una intervención dietética para tratar los pacientes que han aumentado de peso para comprobar si pueden mejorar su estilo de vida saludable y disminuir el peso.

En este trabajo participan psiquiatras, psicólogos, enfermeros, dietistas y endocrinólogos entre otros. Entre los autores de este trabajo destacan Núria Manzanares (psiquiatra primera firmante) y Rosa Monseny (dietista que ha evaluado a los participantes). Javier Labad es el coordinador.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

La mayor parte de los pacientes que sufren trastornos psicóticos aumentan de peso.