Universitat Rovira i Virgili

La URV participa en un proyecto de eliminación de fármacos y pesticidas en plantas de tratamiento de aguas

Lunes, 16 de diciembre de 2013

El grupo FoodIE busca mejorar la eficiencia energética de las plantas de tratamiento capaces de eliminar este tipo de contaminantes

El grupo Food, Innovation & Engineering (FoodIE), del Departamento de Ingeniería Química de la URV, ha participado en un proyecto para mejorar la eficiencia en la eliminación de fármacos y pesticidas en las plantas de tratamiento de aguas. La investigación ha consistido en estudiar el efecto que tienen los contaminantes emergentes, presentes en aguas residuales, sobre las plantas de tratamiento con membranas. A partir de la información obtenida, se han hecho propuestas de actuación para mejorar la eficiencia energética de las instalaciones.

La Sala de Grados de la ETSEQ acogió el día 11 de diciembre la reunión final de este proyecto, financiado por la Generalitat en el marco de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos y que ha tenido en la URV como coordinadora de la parte catalana. El proyecto Membrane-based systems for water reuse: influence of micropollutants on membrane fouling, que ha durado dos años, se enmarca en la necesidad que hay en el mundo de mejorar el tratamiento de aguas que puedan ser reutilizadas, principalmente como fuente de abastecimiento de regadíos, aguas de baño y recarga de acuíferos. El Institut National des Sciences Appliquées de Tolosa (INSA, Francia) ha coordinado un equipo donde, además del grupo FoodIE de la URV, encabezado por la doctora Carme Güell, han trabajado el Laboratorio de Ingeniería Química y Ambiental de la UdG y el Instituto de Investigación Polymat, de la Universidad del País Vasco.

El agua residual debe ser tratada en estaciones depuradoras para eliminar de forma suficiente bacterias y virus, antes de que pueda ser reutilizada. En un contexto creciente de la demanda de fuentes de suministro, los procesos que combinan el tratamiento biológico de las aguas residuales domésticas y un proceso de filtración con membranas, llamados reactores de membranas, tienen un desarrollo muy importante, fundamentalmente debido a las ventajas que conllevan en cuanto a la calidad del agua resultante. De todos modos, se observa una presencia en aumento en las aguas residuales de compuestos de tamaño molecular menor que, a pesar de que se encuentran en cantidades muy pequeñas, son reconocidos como peligrosos para el medio ambiente y para la salud humana. La existencia de contaminantes como fármacos o pesticidas en las aguas residuales urbanas puede causar, además, problemas de funcionamiento en las etapas de tratamiento biológico y obliga a introducir etapas adicionales, tales como ósmosis inversa, si se quiere asegurar una eliminación completa de estos compuestos.

En este contexto, el proyecto en el que ha participado la URV se ha centrado en caracterizar los efectos de la presencia de fármacos en aguas residuales urbanas, a fin de obtener información útil para controlar y mejorar la eficiencia energética de las plantas de tratamiento capaces de eliminar este tipo de contaminantes. A nivel de planta piloto, los resultados obtenidos por los investigadores muestran que la combinación de un tratamiento con lodos en condiciones anaerobias y aerobias, seguido por una separación en un reactor de membrana y una etapa final de ósmosis inversa consigue eliminar completamente los fármacos detectados en aguas urbanas. La contribución del grupo de la URV ha sido principalmente en la caracterización de las membranas y los biofilms que se forman durante el tratamiento de aguas residuales urbanas en plantas que incorporan biorreactores de membrana.

A partir de estos resultados se han aplicado estrategias de control de la planta de tratamiento de aguas residuales que han permitido reducir su consumo energético. En el laboratorio se ha estudiado el efecto de los fármacos en los biofilms formados durante el tratamiento en reactores de membrana. Los resultados muestran que la presencia de los fármacos se traduce en cambios en la composición de los biofilms que afectan negativamente durante la filtración, disminuyendo el caudal de agua tratada. Las conclusiones del proyecto han permitido abrir nuevas líneas de investigación para todos los grupos implicados, y durante la reunión ha quedado clara la voluntad de seguir trabajando en este tema en acciones futuras.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Reunión final del proyecto, en la Sala de Grados de la ETSEQ.