Universitat Rovira i Virgili

Nuevos estudios avalan los beneficios de la dieta mediterránea para prevenir la retinopatía y el càncer de mama

Lunes, 14 de septiembre de 2015

Los dos nuevos trabajos de investigación se enmarcan en el proyecto PREDIMED y han participado investigadores de la URV, encabezados por el catedrático Jordi Salas-Salvadó

Los dos nuevos trabajos de investigación se enmarcan en el proyecto PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). En uno de estos, publicado en la revista "Diabetis Care" y coordinado por la URV, se concluye que la dieta mediterránea complementada con aceite de oliva reduce en un 44% el riesgo de sufrir retinopatía en los pacientes diabéticos. El otro trabajo, publicado en la revista "JAMA Internal Medicine", asocia la dieta mediterránea con una reducción del riesgo de sufrir cáncer de mama. Este último estudio está coordinado por la Universidad de Navarra y han participado investigadores de la URV, encabezados por el catedrático Jordi Salas-Salvadó

La posibilidad de complicaciones crónicas es una de las principales preocupaciones de las personas con diabetes que saben que el aumento de azúcar en sangre provoca que de los vasos sanguíneos se taponen y, por lo tanto, dificulta que la sangre circule hacia determinados órganos, lo que comporta que estos pierdan sus funciones. Las complicaciones microvasculares que afectan el riñón y los ojos, son las más precoces y pueden producir retinopatía diabética, -una afectación ocular que puede conducir a la ceguera- o nefropatía diabética, que puede comportar una insuficiencia renal, es decir que los riñones dejen de funcionar. Hasta hoy no había estudios clínicos que evaluaran el papel de los patrones dietéticos sobre la influencia de las complicaciones diabéticas microvasculares. Es por eso que investigadores del ensayo PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) han estudiado el efecto de la dieta mediterránea sobre la reducción de estos riesgos. Y han evidenciado, después de seguir durante 6 años a una gran población de diabéticos, que la dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra puede reducir hasta un 44% el riesgo de sufrir retinopatía diabética.

En este estudio han participado 3.614 hombres y mujeres de entre 55 y 80 años -con una media de 67 años- con diabetes tipo 2 que formaban parte del ensayo PREDIMED, un estudio multicéntrico de intervención nutricional aleatorizado realizado en una población de alto riesgo cardiovascular para evaluar la importancia de la dieta mediterránea en la prevención cardiovascular. Los participantes se dividieron en tres grupos y se les asignó de manera aleatoria a una de las tres intervenciones dietéticas: consejos para seguir una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen, consejos para seguir una dieta mediterránea suplementada con frutos secos y consejos para seguir una dieta baja en grasa tanto de origen animal como vegetal (grupo control).

Durante los seis años de seguimiento se identificaron 74 nuevos casos de retinopatía y 168 de nefropatía diabética. En cuanto a la retinopatía diabética se encontraron diferencias significativas entre los que habían seguido la dieta mediterránea y los que no. De este modo los resultados del trabajo han confirmado que la dieta mediterránea (suplementada con aceite de oliva virgen extra) reduce en un 44% el riesgo de sufrir retinopatía en los pacientes diabéticos, la principal causa de ceguera entre estos pacientes. Los que la complementaron con frutos secos tenían una reducción no significativa del riesgo del 37% en comparación al grupo control.

El trabajo se publica este lunes, 14 de setiembre en la revista científica Diabetes Care y lo han llevado a cabo científicos (Andrés Díaz-López, Nancy Babio y Josep Basora) del proyecto PREDIMED liderados por el profesor Jordi Salas-Salvadó jefe de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili, y miembros del Hospital Universitario de Sant Joan de Reus, el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili y el Institut Català de la Salut

Prevención del cáncer de mama

En otro estudio publicado este mismo lunes en la revista JAMA Internal Medicine, se concluye que la dieta mediterránea reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Así lo ha demostrado un estudio coordinado por la Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad CIBERobn, enmarcado en el gran ensayo clínico multicéntrico PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). En el trabajo han participado investigadores de la Universitat Rovira i Virgili-Hospital Universitario San Joan de Reus-Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, liderados por el catedrático de Nutrición y Bromatología de la URV, Jordi Salas-Salvadó.

Los investigadores han analizado los efectos de dos intervenciones con dieta mediterránea (complementada con 30 gramos/día de aceite de oliva virgen extra o 30 gramos por día de una mezcla de nueces, avellanas y almendras, en comparación con un grupo de mujeres a las que se aconsejaba que siguieran una dieta baja en grasa.

De 2003 a 2009, se reclutaron 4.282 mujeres de entre los 60 y los 80 años - con una media de 67,7- y con alto riesgo de enfermedad cardiovascular. Las mujeres se asignaron al azar o bien a la dieta mediterránea complementada con aceite de oliva extra virgen (1.476 mujeres), a la dieta mediterránea complementada con frutos secos (1.285 mujeres) o a la dieta control, con consejos para reducir su ingesta dietética de grasa (1.391 mujeres). Durante una media de seguimiento de casi cinco años, los autores identificaron 35 nuevos casos de cáncer de mama. Los autores concluyen que las mujeres que siguen una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva mostraron un riesgo 68 % relativamente menor de cáncer de mama maligno que las asignadas a la dieta control. Las mujeres que siguieron una dieta mediterránea complementada con frutos secos mostraron una reducción del riesgo pero no significativa en comparación con las mujeres del grupo de control.

Según los autores, la asignación de las participantes al patrón de dieta mediterránea complementado con aceite de oliva virgen -donde este suponga al menos el 15% de la energía ingerida- explica en gran parte la protección conseguida contra el cáncer de mama.

Para el doctor Jordi Salas-Salvadó, "el cáncer de mama es una enfermedad relativamente frecuente que afecta especialmente a mujeres y que supone un grave problema para la salud pública puesto que es relativamente frecuente que una mujer esté afectada por este tipo de tumor contribuyendo a disminuir la esperanza de vida". Y añade que este estudio "sugiere por primera vez con un alto grado de evidencia, que la dieta -en este caso la dieta mediterránea- tiene un importante papel en la prevención de esta enfermedad"

Los dos estudios se han realizado en el marco del gran ensayo PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea), que se diseñó para probar los efectos de la dieta mediterránea en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular. El proyecto PREDIMED es un estudio multicéntrico realizado por una red de investigadores de diferentes universidades y centros de investigación del país. Actualmente los centros PREDIMED están integrados al CIBERobn del Instituto de Salud Carlos III.

Referencia bibliográfica: Díaz-López A, et al. "Mediterranean Diet, Retinopathy, Nephropathy, and Microvascular Diabetes Complications: A Post Hoc Analysis of a Randomized Trial". Diabetes Care 2015;38:1-8 ' DOI: 10.2337/dc15-1117

Toledo E. et al. "Mediterranean Diet and Invasive Breast Cancer Risk Among Women at High Cardiovascular Risk in the PREDIMED Trial" JAMA Intern Med. Published online September 14, 2015. doi:10.1001/jamainternmed.2015.4838.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir