Universitat Rovira i Virgili

Una investigación evidencia los beneficios de la estimulación auditiva en las aulas para mejorar el aprendizaje

Jueves, 21 de mayo de 2015

El estudio se realizó durante el curso 2013-14 y se centró en la atención y concentración de los alumnos para mejorar el rendimiento y la reducción del fracaso escolar

En el trabajo, investigadoras de la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología de la URV demuestran que la estimulación auditiva neurosensorial supone una mejora en los resultados del aprendizaje en cerca de un 70% de los alumnos. Han aplicado un método centrado en la atención y concentración, el tratamiento de las dificultades de aprendizaje y la integración de sonidos propios del inglés en las escuelas Pla de Mar de Coma-ruga y Mediterrani de L'Ampolla.

La profesora y responsable de la enseñanza de Pedagogía, M. Concepción Torres, y la profesora Mónica Casellas, del Departamento de Pedagogía de la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología de la URV, han llevado a cabo un proyecto de investigación entre diversos niveles educativos de los centros Pla de Mar de Coma-ruga (El Vendrell) y Mediterrani de L'Ampolla en que ponen de manifiesto hasta qué punto aplicar un método de estimulación auditiva neurosensorial fomenta la recuperación de la escucha y supone una mejora los aspectos neuronales relacionados con el aprendizaje. El estudio se realizó durante el curso 2013-14 y se centró en la atención y concentración de los alumnos para mejorar el rendimiento y la reducción del fracaso escolar, el tratamiento de las dificultades en el aprendizaje y los trastornos que están relacionados, y la integración de los sonidos propios de una lengua extranjera, en el caso de este trabajo, el inglés.

La situación creciente de alumnos con dificultades de atención y concentración fueron los motivos por los que las investigadoras decidieron sacar adelante el proyecto. "En el proceso neurofuncional de atención, el oído tiene un papel fundamental. Sin la escucha no existe comprensión correcta e integración del mensaje verbal", apuntan las investigadoras. Cuando el órgano de la audición se encuentra en condiciones óptimas, el mensaje se recibe correctamente y se puede analizar e integrar la información de forma adecuada. Del mismo modo, destacan, "los errores producidos durante la lectura lo son también de la escucha, alteran la comprensión de lo que se lee e impiden la integración correcta y la memorización de los conceptos".

Teniendo en cuenta que escuchar es un proceso mecánico auditivo, puede ser reeducado mediante la estimulación auditiva neurosensorial que, según han demostrado las investigadoras, mejora el resultado académico de un buen número de alumnos. En el trabajo que hicieron en las dos escuelas, se aplicó el oído electrónico Solisten, que se basa en el método Tomatis, un sistema que se aplica en todo el mundo en el ámbito académico. Se trata de un dispositivo que reproduce el sonido con un efecto determinado que permite integrar la información acústica y ayuda al cerebro a recibir mejor la información, seleccionarla y organizarla. Este método facilita la rehabilitación del oído medio. Consiste en un juego de alternancia entre dos canales sonoros que transmiten el mismo mensaje, pero en intensidad y timbres diferentes. Esta alternancia conlleva la movilización de los músculos auditivos y la recuperación de la escucha.

El estudio lo han llevado a cabo con alumnos de las dos escuelas de Coma-ruga y de L'Ampolla, que siguieron este método de estimulación auditiva. En la parte del trabajo destinada a la atención y la concentración para mejorar el rendimiento académico y reducir el fracaso escolar, participaron 29 alumnos de cuarto de primaria de los dos centros. En cuanto al trabajo para el tratamiento de dificultades y trastornos de aprendizaje, en formaron parte cinco alumnos de tercero de primaria y dos de cuarto de primaria con dificultades de aprendizaje en la escuela Mediterrani, y nueve alumnos de P5, segundo y quinto de primaria en la escuela Pla de Mar. Finalmente, en la parte del estudio de integración de los sonidos del inglés participaron 35 alumnos de segundo de primaria en la escuela Mediterrani y 30 alumnos de tercero de primaria la escuela Pla de Mar. Algunos de estos niños formaban parte del grupo de intervención y, los otros, del grupo control. El programa constó de dos períodos de treinta horas: una hora diaria en el aula, en una actividad curricular de horario lectivo, en dos períodos de seis semanas cada uno. El primer periodo fue de octubre a primeros de diciembre de 2013 y el segundo periodo, de la mitad de enero hasta finales de febrero de 2014.

Los resultados han puesto de manifiesto que, tras el trabajo de estimulación auditiva neurosensorial, los alumnos han mostrado una mejora de su actitud para el aprendizaje y tienen más atención, concentración y motivación. En líneas generales, entre un 70% y 80% de los alumnos estimulados siguiendo este método mejoraron los resultados después de aplicarlo. Los alumnos con necesidades educativas especiales han mejorado en el aprendizaje y, concretamente, más disponibilidad para aprender, sobre todo en cuanto a las matemáticas y los procesos mecánicos. En cuanto al aprendizaje del inglés, han mejorado los indicadores de pronunciación, de comprensión de la lengua y la comprensión oral. El trabajo con las familias, a través de unos breves cuestionarios, ha evidenciado que los niños han mejorado en autonomía cuando hacen los trabajos de clase, tienen más seguridad con los ejercicios y más curiosidad por las materias de la escuela.

El proyecto lo ha coordinado el Departamento de Pedagogía de la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología de la Universitat Rovira i Virgili y ha recibido la colaboración de las dos escuelas, de Tomatis Développement (TDSA) y de Health Managing Group, representante de TDSA en España. Además, tiene el visto bueno del Departamento de Enseñanza de la Generalitat de Catalunya y de los Servicios Territoriales de las Terres de l'Ebre y de Tarragona.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

En el trabajo se aplicó el oído electrónico Solisten, que se basa en el método Tomatis, un sistema que se aplica en todo el mundo en el ámbito académico.

Un grupo de niños de alumnos de la escuela Mediterrani de L'Ampolla que participaron en la investigación.