Universitat Rovira i Virgili

Un ensayo clínico basado en una aplicación para móvil ayuda a dejar de fumar

Martes, 13 de enero de 2015

El proyecto Tobbstop está coordinado por los investigadores en la URV, Cristina Rey y Josep Basora. La aplicación ha sido desarrollada por Jordi Duch, investigador del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas de la URV.

Diecinueve centros de atención primaria (CAP) del Instituto Catalán de salud (ICS) en el Camp de Tarragona y Terres de l'Ebre, participan como puntos de reclutamiento de voluntarios, en el proyecto Tobbstop, un ensayo clínico que tiene como objetivo evaluar la efectividad de una nueva intervención para dejar de fumar que cuenta con el apoyo de una aplicación para teléfonos móviles y tabletas.

El proyecto y el desarrollo de la aplicación, que lleva el mismo nombre, está financiado por el Instituto de Salud Carlos III y coordinado por la enfermera e investigadora Cristina Rey y el médico de familia e investigador Josep Basora. Colaboran en el proyecto de la Secretaría de Prevención y Promoción de la Salud de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, la Universitat Rovira i Virgili (URV), desde donde  se ha desarrollado la aplicación, y el estudio de diseño de Tarragona, Ménsula. Los encargados de hacerlo han sido Jordi Duch y Juan Domingo Molina, investigadores del Departamento de Enginiería Informática y Matemáticas de la URV.

El objetivo de la aplicación es registrar la evolución del proceso de dejar de fumar, ayudar en momentos de mayor ansiedad y informar y educar sobre los problemas del tabaco y los beneficios de un estilo de vida saludable. El resultado de la labor del equipo técnico es una aplicación de alta calidad que supervisa el proceso de dejar de fumar del paciente en coordinación con su terapeuta de confianza en su CAP. La aplicación está diseñada para responder a las necesidades que los pacientes tienen para afrontar las dificultades en el proceso de dejar de fumar.

La aplicación coloca al paciente en una isla que está contaminada, evocando un pulmón afectado por el humo del tabaco. El propósito del usuario es la descontaminación de la isla. Para hacer esto, se necesita permanecer abstinente y adquirir elementos de mejora en la isla como muebles o servicios que se pueden comprar en el market a cambio de monedas obtenidas con los minijuegos. Estos juegos son aplicaciones integradas que permiten al usuario reproducir en momentos de estrés causado por la retirada del tabaco. Hay juegos de habilidad y preguntas y respuestas que permiten al usuario para distraerse en los momentos de máxima tentación de recaída.

Además del tour interactivo de la isla y de los minijuegos, Tobbstop también pone a disposición del paciente una biblioteca sobre la adición y tabaco y consejos prácticos para acompañar al paciente. Estos consejos para fomentar hábitos saludables complementarios para el abandono del tabaco.

Dado el fuerte componente social del hábito de fumar, la aplicación tiene una dimensión comunicativa y social: tiene su propia red social que conecta a todos los usuarios para un acompañamiento solidario entre los pacientes que tienen en común el deseo de dejar de fumar. Estos pacientes tienen, al mismo tiempo, una línea directa con expertos a través de la propia aplicación que facilita la resolución de dudas sin necesidad de conectarse directamente con la remisión del terapeuta para llamar o visitar en persona.

El estudio que Tobbstop pone a disposición de los terapeutas es una plataforma digital que centraliza la recolección de datos y permite monitorizar las visitas de los pacientes en coordinación con la aplicación. A través de esta plataforma, el equipo investigador hace el seguimiento del reclutamiento y obtiene los datos de los pacientes para su explotación estadística.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Captura de imagen de la app Tobbstop, para dejar de fumar.

Una imagen de la presentación del ensayo clínico y de la aplicación, desarrollada por Jordi Duch, investigador de la URV.