Universitat Rovira i Virgili

StackSync: la alternativa a Dropbox "segura y privada" que se ha desarrollado en la URV

Miércoles, 29 de octubre de 2014

El grupo de Arquitectura y Servicios Telemáticos de la universidad trabaja en una aplicación para almacenar datos en la nube con más privacidad que las soluciones actuales

El grupo de Arquitectura y Servicios Telemáticos de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona ha desarrollado StackSync, una herramienta que permite almacenar datos en el cloud y sincronizar la información entre dispositivos. La aplicación resuelve los problemas de seguridad y privacidad de las soluciones que hay ahora en el mercado, además de ofrecer funciones avanzadas de interoperabilidad y escalabilidad. Es fruto del proyecto europeo CloudSpaces, dotado con 4 millones de euros del 7º Programa Marco de la Unión Europea. En el proyecto participan 6 socios, de entre los cuales la URV es el coordinador.

Las fotografías del último viaje, la contraseña de acceso a una red social, los datos bancarios... Son informaciones que mucha gente almacena en la nube (es decir, en línea) mediante herramientas como Dropbox, OneDrive o SugarSync. Estos datos podrían ser espiados ahora mismo por agencias de seguridad, gobiernos o hackers informáticos. Así lo ponen de manifiesto las informaciones que han trascendido en los últimos meses sobre el acceso a archivos personales por parte de la NSA, la agencia de seguridad de Estados Unidos, país en que muchas de estas empresas tienen su sede.

Evitar esto y proteger la información privada de los usuarios es el objetivo del proyecto europeo CloudSpaces (Open service platform for the next generation of personal clouds), que lidera el grupo de Arquitectura y Servicios Telemáticos de la URV, capitaneado por el investigador Pedro García. "Lo que queremos es crear la siguiente generación de nubes personales", explica García. El resultado de su trabajo se materializa en una aplicación, StackSync que permite almacenar y compartir datos en la nube de forma "segura, privada y accesible desde cualquier dispositivo". "Queremos que el usuario recupere el control de su información", sentencia el investigador.

Los problemas de las soluciones actuales

El grupo de Pedro García define tres grandes retos que el proyecto que desarrollan pretende resolver. El primero de ellos es la privacidad: "En la mayoría de las soluciones actuales no controlas dónde está tu información, o si está protegida", explica. Y es que la información personal se guarda en centros de datos que se encuentran físicamente en otros países, con diferentes legislaciones, sobre los que el usuario no tiene ningún poder de decisión. Por ello, según García, "mucha gente todavía no se fía de la nube.

El segundo objetivo del grupo es la interoperabilidad, es decir, poder compartir información con cualquier usuario, independientemente del sistema que utilice. Si utilizas una solución propietaria, como Dropbox, no puedes compartir información con usuarios de otras plataformas, y viceversa, explica el investigador.Nuestra aplicación, en cambio, permite que diferentes sistemas hablen entre ellos. Esto permitiría, por ejemplo, que dos universidades u organizaciones compartieran archivos entre ellas de forma sencilla y privada.

La tercera característica que el grupo tiene en cuenta es la escalabilidad: "Trabajamos en el diseño de protocolos que sean muy escalables y muy flexibles, que se puedan utilizar en organizaciones de cualquier tamaño. En este sentido, la aplicación soporta desde configuraciones con unos pocos usuarios hasta empresas con miles de trabajadores, y permite (potencialmente) añadir espacio de almacenamiento de forma ilimitada. Asimismo, se utilizan tecnologías de fiabilidad y de redundancia de datos, que protegen la información ante cualquier imprevisto.

El resultado práctico del trabajo del grupo es StackSync, la herramienta que recoge las contribuciones y el conocimiento fruto del proyecto CloudSpaces. StackSync es una aplicación de almacenamiento en la nube de código abierto, que cualquier persona o empresa puede modificar y adaptar a su gusto, que utiliza técnicas de encriptación muy avanzadas, que guarda la información de forma fiable y redundante, y que permite compartir archivos de forma segura y privada. Y, lo más importante: que sincroniza y almacena archivos, es decir, que hace lo mismo que hacen las soluciones actuales. Esto puede parecer obvio, pero "es una investigación abierta, porque Dropbox no te dice cómo lo hace", recuerda Pedro García.

StackSync es gratuita y está disponible para las principales plataformas (Windows, Linux, eyeOS, Android...). Cualquier organización podría descargarla e implementarla en su centro de datos y en los dispositivos de sus trabajadores. La herramienta, de la cual ya hay una primera versión alpha (que funciona, pero que aún está en desarrollo), va dirigida a universidades, hospitales, administraciones o empresas preocupadas por la protección de sus datos privados.

El futuro está en la nube

El almacenamiento en la nube consiste en guardar la información personal digital en línea, centralizada en un mismo lugar, sincronizada entre dispositivos, y siempre accesible en todo momento y desde cualquier lugar. Además, permite compartir datos con cualquier usuario y trabajar de forma colaborativa. Finalmente, en almacenarse la información en un servidor remoto, ésta está protegida ante cualquier accidente o error del hardware.

Así, en el caso de que se rompiera nuestro ordenador, tablet o teléfono, bastaría con acceder a la nube personal con nuestro usuario desde el nuevo dispositivo, y toda nuestra información digital volvería a sincronizarse y a estar disponible al instante, como si nada hubiera pasado. Esto también permite que, en el caso de borrar accidentalmente un archivo o hacer una modificación involuntaria, se pudiera restaurar una versión anterior desde el historial almacenado en el servidor.

"Hay mucho interés en el cloud por parte de las empresas, porque es el futuro de la computación", afirma Pedro García. El investigador explica que los usuarios, ahora, tienen su información digital dispersa entre ordenadores, memorias USB, discos duros externos... pero esto cambiará en el futuro. "Ahora Dropbox es un pen drive en la red, es una pequeña transición", aclara García. "Vamos hacia un modelo de disco duro en la red, donde las empresas y los usuarios tengan su nube personal, y almacenen en ella toda su información de manera controlada".

Del artículo científico al producto

El proyecto CloudSpaces está financiado por la Unión Europea con 4 millones de euros del 7º Programa Marco (FP7). Tiene una duración de 3 años, y culminará el próximo 2015. En él participan 6 socios (3 empresas y 3 universidades); la Universitat Rovira i Virgili coordina el proyecto.

El trabajo del grupo de Arquitectura y Servicios Telemáticos de la URV tiene una parte importante de investigación, pero también de transferencia, ya que "estamos generando un producto que se puede utilizar, explica Pedro García. ;En el campo de la informática, la UE valora que el resultado vaya más allá del artículo científico y tenga una parte aplicada. Por eso el consorcio cuenta con 3 partners académicos y 3 partners industriales", aclara.

Las pruebas en entornos reales con la aplicación StackSync se están haciendo en las empresas y universidades que participan en el proyecto. La red española de universidades RedIRIS está preparando el primer piloto en una entidad externa al consorcio, con el objetivo de compartir archivos entre universidades. La herramienta se puede descargar desde su web, y algunas organizaciones ya han mostrado interés por probarla. "Tenemos una empresa de Holywood, dedicada a la postproducción de vídeo, y algunos centros de computación en Francia que se han puesto en contacto con nosotros", explica Pedro García.

Además de continuar trabajando en la herramienta, desde el grupo se encargarán ahora de la divulgación de la aplicación que están desarrollando, con dos objetivos: por un lado, conseguir que usuarios y organizaciones tomen conciencia de la importancia de la privacidad en la red; y por otro, popularizar StackSync y "conseguir que las empresas la utilicen para gestionar su información.

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Pedro García (el segundo por la izquierda) lidera el grupo de Arquitectura y Servicios Telemáticos de la URV.

El resultado de su trabajo es StackSync, la aplicación que recoge el conocimiento fruto del proyecto CloudSpaces.