Universitat Rovira i Virgili

Encuentran en la Boella especies de fauna como tortuga, tigre de dientes de sable y coprolitos de hiena

Viernes, 24 de octubre de 2014

Este año la excavación se ha centrado en la zona conocida como la Mina, donde se prevé que en próximas campañas puedan aparecer fósiles de más de un millón de años

Los trabajos de excavación que se han llevado a cabo este octubre en el Barranc de la Boella, en La Canonja (Tarragona), bajo la dirección del IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social), han conseguido aumentar la lista de nuevas especies hasta ahora localizadas en este lugar, como es el caso de elementos esqueléticos de tortuga, tigre de dientes de sable y abundantes coprolitos de hiena. También se han encontrado restos de piedra tallada que dada su antigüedad, sobre el millón de años, son de gran importancia para explicar el origen de las primeras poblaciones humanas en Eurasia. Estos hallazgos han tenido lugar en la Mina, la zona donde este año se ha centrado la excavación, en una superficie de casi 25 metros cuadrados.

Los trabajos de documentación de campo en el yacimiento de la Mina ofrecen la oportunidad de caracterizar la paleoecología de ambientes análogos a cauces de arroyos de la cuenca el Francolí hace casi un millón de años. "Hasta ahora, el conocimiento más sistemático provenían de las excavaciones arqueológicas en los sondeos de la Cala 1 y El Forn situados unos 200 metros barranco más abajo de la Mina, pero esta campaña hemos empezado un estudio más sistemático en este yacimiento, donde habíamos hecho alguna cala en años anteriores".

"A pesar de ser el menos explorado -puntualiza Josep Vallverdú, director de las excavaciones-, su análisis es muy importante porque tiene significativas diferencias geológicas, paleontológicas y arqueológicas respecto a otros yacimientos de la Boella como El Forn y la Cala 1. Una de las más significativas es su lista faunística. La de 10 taxones hasta ahora identificados es la más extensa de todas las obtenidas en las otras zonas del Barranc de la Boella donde hemos intervenido".

El mismo arqueólogo ha comentado: "La intervención en la Mina es preliminar en el sentido de que no se conoce todavía su potencial, por lo tanto, se pueden encontrar niveles arqueológicos más antiguos. El yacimiento está afectado por la humedad del arroyo y se hace difícil recuperar los restos paleontológicos. Gracias al ayuntamiento de La Canonja este problema está a punto de solucionarse, ya que está previsto hacer todo lo posible para proteger todas las áreas de intervención".

Industria lítica

En cuanto a la industria lítica, "este año se han encontrado unos pocos restos de lascas tallados en sílex, que incrementan el conjunto de herramientas de piedra de las que ya disponíamos. Sin embargo, son de gran interés, ya que hay muy pocos yacimientos en Europa hace sobre un millón de años con conjuntos de piedra tallada, bien conservados", señala Josep Vallverdú.

La intervención arqueológica se ha llevado a cabo por un equipo integrado por personal investigador del IPHES, del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid Consejo Superior de Investigaciones Científicas (MNCN-CSIC), y alumnos del grado de Historia y del Máster en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana, ambos impartidos en la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV). También han participado estudiantes de la Universitat de Barcelona (UB) y de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). En este último caso son del Grado de Antropología y Evolución Humana, que se imparte junto con la URV y que cuenta con investigadores del IPHES como docentes.

Vallverdú ha señalado que el objetivo del IPHES "es en próximas campañas poder continuar el sondeo iniciado en la Mina para encontrar capas más profundas donde haya restos paleontológicos y rocas talladas prehistóricas que podrían ser las más antiguas del Barranc de la Boella, superando así el millón de años".
 

Compartir

  • Twitter
  • Google+
  • Facebook
  • Linkedin

Subir

Excavaciones en la Boella este mes de octubre.

Una falange de dientes de sable.

Restos de tortuga.